Baires 1

Estoy harto de estar adentro, así que salgo a dar una vuelta. Hace calor, pero si camino bastante voy a disfrutar mas la cerveza que pienso tomar cuando llegue a la panchería. Entonces, después de mucho padecer la radiación ultravioleta, estoy en la pancheria; una Schneider de litro me acompaña. La tomo despacio, eso hace que el pibe que atiende me diga,” y, cuesta bajar la birra?”. Le respondo que si, para no explicarle que en realidad estoy haciendo tiempo, que el primer vaso me lo baje de un trago porque me moría de calor, pero ahora quiero dejar que el tiempo fluya como un rió caudaloso frente a mi. Así, estoy unos cincuenta minutos, viendo pasar la tarde, y las chicas, que a medida que el sol va bajando, al igual que la cerveza, van apareciendo en mayor cantidad; infartantes féminas de cinturas tatuadas y bustos enhiestos a fuerza de voluntad. Dos de ellas entran, compran agua mineral, vienen del gimnasio, una le comenta a la otra algo de un hombre que debe ser su pareja, lo llama “el Negro”, Reflexiono acerca de que aproximadamente el ochenta por ciento de las conversaciones de la gente son sobre sexo o pareja Ya va a hacer una hora que estoy allí, así que bebo el ultimo trago y me marcho, de regreso contemplo todo, lo bueno y lo malo. Diferentes personajes sacando adelante sus vidas, y yo soy uno mas de ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s