Acerca de Buffy y Angel

Este es un ensayo que comence a escribir sobre el Buffyverso. No lo terminé, pero les dejo la primera parte, quizás algún día lo termine.
 

 Buffy, la caza vampiros

-El infierno tan temido:

La escuela es para la mayoría de los chicos un infierno. El tiempo que se pasa ahí, dentro de las aulas, suele ser una experiencia similar a la que describe Dante en la primera parte de su Divina Comedia. De allí que resulte un acierto extraordinario el hecho de que Joss Whedon haya titulado “Bienvenido a la boca del infierno” el primer capitulo de esta serie de culto.

Ya desde el principio el relato nos adentra en ese universo estudiantil en el que cada personaje cumple una función estereotipada, ensamblándose de manera que el conjunto refleje la división entre ganadores y perdedores. Buffy Summer tiene que elegir entre la superficial Cordelia o la tímida Willow, y opta por la segunda. En tanto que Jessy, el mejor amigo de Xander, y por lo tanto del grupo de los perdedores, es convertido en vampiro, e intenta convencer a este de que siga sus pasos; la frase que usa para intentar tal fin es un adelanto de lo que es uno de los pilares de la serie, “Jessy era un perdedor, todos se burlaban de él, no podía conseguir una cita con nadie de la comunidad.” dice tras bailar nada menos que con Cordelia, describiendo lo que fue su vida antes de ser “engendrado” vampiro. Pero Xander, ya advertido por Giles de que él ya no es Jessy sino el demonio que lo mató, rechaza la oferta. Allí tenemos un motivo para explicar el estoicismo de estos jóvenes, que aun sabiéndose perdedores, deciden luchar por lo que es correcto, dando una lección de cómo deben actuar las personas de buen corazón, cuando sería tan fácil sucumbir a la tentación de convertirse en vampiros y vengarse de los que integran el bando de los ganadores. Otro motivo es que al convertirse en vampiro el alma de la persona se va y un demonio ocupa su lugar; este demonio recuerda la vida de la victima pero no es ella, por lo que esa venganza contra los ganadores no puede llevarse a cabo sin renunciar a la propia vida. Eso queda claro en el capitulo en que un amigo de Buffy en Los Ángeles llega a Dale, tiene cáncer y morirá pronto, entonces pide a Spike que lo engendre, este lo hace, y Buffy lo mata sin dudar. Paradójicamente, en más de una ocasión Buffy y sus amigos deben salvar la vida de quienes a menudo se burlan de ellos. En otro capitulo, a Xander le toca estar en el lugar contrario, al convertirse temporalmente en hiena y burlarse de Willow, a lo que Giles responde irónicamente a Buffy, “Xander ha comenzado a burlarse de los más débiles, eso quiere decir que se convirtió en un adolescente. Debes matarlo.”, dejando claro que solo hay que matar demonios, y no personas; para estas ultimas se requiere comprensión por reprochable que sea su comportamiento; incluso, en el asesinato de Tara, Buffy dice que hay que dejar actuar a la Justicia, ya que su asesino es humano.

 Sin embargo, Whedon se encarga de ir llevando el relato, a lo largo de la historia, de manera que los ganadores luzcan bastante patéticos, en cambio, los supuestos perdedores se muestran como personajes mucho más ricos, y con vidas interesantes y trascendentales; es decir, la suerte del mundo está en manos de los perdedores, los tímidos, los nerds, ellos son profundos y pueden confiar unos en otros, por el contrario los ganadores están obligados a vivir simulando, para no perder su lugar “privilegiado” en el escalafón social. Con todo, en Sunny Dale existen dos infiernos, uno real, habitado por demonios a los que hay que matar, y otro simbólico, habitado por estudiantes arrogantes y abusivos a los que hay que proteger pese a todo.

 

-La redención del Ángel caído.

Ángel es uno de los personajes principales en la serie, tanto que a partir de la cuarta temporada pasa a tener su propia serie. Si bien en la primera temporada aparece sólo como guest star en la mitad de los capítulos, con el correr de los episodios se va convirtiendo en una pieza clave, ya que Buffy es una serie sobre el bien y el mal, tanto abstracto como palpable, concepto e idea. “Nadie pidió cambiar, sólo sucedió; tu vida cambia en un instante”, dice en el capitulo en que El Primero intenta convencerlo de que mate a Buffy. Allí, podemos ver como Darla engendra a Ángelus, y queda claro que el no es culpable, simplemente sucumbe ante el encanto de una dama emperifollada y con generoso escote barroco. Nadie refleja mejor la lucha entre el bien y el mal. El mal no siempre es algo externo, sino que puede estar dentro de nosotros mismos. “Durante más de un siglo le ofrecí una muerte terrible a cada ser que encontré en mi camino”, dice, “pero los gitanos encontraron el castigo perfecto para mí, restauraron mi alma”. Desde entonces, Ángel es consciente del mal que ha causado, pero al mismo tiempo continua siendo un vampiro, así que el método de expiación que pone en practica es el de ayudar a salvar vidas humanas, utilizando su fuerza de vampiro para luchar contra el mal. Ya instalado en L.A. descubre una profecía china que le da esperanza, la misma dice que al final de los tiempos un vampiro con alma tendrá un papel destacado en el Apocalipsis y se convertirá en humano. Pero el texto no es claro, no especifica de qué lado estará, y cuando Spike recupera también su alma surgen dos postulantes para un solo puesto. Es ese punto una de las partes más interesantes de las dos series, ya que hay un trasfondo filosófico, se ponen sobre el tapete la predestinación calvinista, la fe evangélica, muy relevantes en los países anglosajones, y también la redención católica. ¿Una persona se salva por sus actos, por que está predestinada a ello o por su fe? Preguntas sin respuestas. “Nada está escrito sobre piedra”, dice en algún momento Ángel a Spike, cuando este escucha acerca de la profecía. En otra oportunidad Wesley le dice a Ángel “No pierdas la fe, es lo único que te mantendrá con vida.” El propio Wesley tiene que escuchar una vez, en boca de su novia ejecutiva de Wolfhram & hart: “Hay dos colores, blanco y negro, y una vez que el blanco fue teñido con un poco de negro, ya no importa cuanto blanco agregues para blanquearlo, siempre obtendrás gris.”

Pero Ángel no ha sido siempre un soldado al servicio de la causa desde que recuperó su alma. La mayor parte de esos años los pasó ocultándose del mundo, sufriendo en soledad, hasta que un demonio bueno lo contactó y lo llevó a Los Ángeles para que observara a la nueva cazadora, al verla decidió sumarse a la lucha contra el mal; “quiero ayudarla, dime cómo puedo hacer.” Es así como Buffy se convierte en un vehiculo para que este vampiro con alma ingrese a la ruta de la redención. Luego es ella la que incitándolo a tener sexo, una noche en la que vuelven de patrullar, le quita su alma, debido a la maldición gitana que pesa sobre él para que no sea feliz. Y posteriormente, lo envía a una dimensión demoníaca unos segundos después de haber recuperado su alma; Ángel regresa de allí sin rencor hacía Buffy, demostrando que el vinculo que los une es indestructible. Eso nos demuestra que todo está relacionado en función de un destino. En el episodio en que aparece Anya, vemos como sería Dale sin Buffy, allí Willow y Xander son vampiros, y Ángel es la mascota de ellos, y muere; sin Buffy, Ángel muere. O quizás existan diferentes destinos, como enseña la cábala hebrea, y en cada decisión se está eligiendo una de tantas ramificaciones posibles.

Es posible que otro pilar que sostiene a estas dos series sea el hecho de que nos ofrecen una aproximación a lo trascendente, nos llevan a indagar si existe algo más allá del mundo palpable y superficial en que vivimos; expiación, destinos cruzados, fuerzas místicas, flashbacks que recrean tiempos remotos de barroco y romanticismo, puertas hacía mundos soñados, ilusorios, y la ilusión de que la vida de una persona puede cambiar en un instante.

 

-Buffy apasionada

Nuestra heroína tiene tres relaciones importantes a lo largo de la serie: Ángel, Riley y Spike. Dos de ellos son vampiros y uno es normal, tanto como puede serlo un militar caza-demonios. Buffy y Ángel parecen hechos el uno para el otro, y en las tres temporadas que pasan juntos sus destinos están, para bien y para mal, entrelazados, no hay otro personaje que influya más en la vida de Buffy. Por el contrario Riley es el muchacho perfecto, el hombre con el que una buena chica debería casarse y formar una familia, pero siente, y con razón, que Buffy no lo ama. Cuando comienza a tener problemas con las drogas que le suministraba la Doctora Walsh, Buffy sugiere que deje de tomarlas, entonces el responde que no puede, porque de hacerlo perderá su fortaleza física y será como un hombre común. Buffy dice, mintiéndose a sí misma, que ser un hombre común es suficiente, a lo que Riley responde acertadamente:”no para ti.” Recordemos que Buffy en sus tiempos de preparatoria rechaza a Xander, y tampoco dura mucho su relación con Scott. O sea que sus pretendientes normales no tienen ninguna posibilidad de entrar en ella, algo que sí logran los vampiros con alma, o con chip; esos seres con dosis justas de humanidad y oscuridad. En un momento Buffy dice a Spike:”no puedo confiar en ti”, y este responde:”la confianza es para los esposos, el amor es otra cosa.”

 

 

 www.webconferencia.net/buffy-la-caza-vampiros

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s