Oda al Haggis, por Robert Burns

Oda al Haggis

Bienvenido sea tu honesto rostro regordete,

gran jefe de la raza de los embutidos!

por encima de todos ellos ocupas tu lugar,

estómago, tripa o intestinos:

Bien mereces una gracia

tan larga como mi brazo.

La recargada fuente ahí llenas,

tus caderas son como un cerro distante,

tu pincho ayudaría a remendar un molino,

si fuese necesario,

mientras que a través de tus poros destilan los jugos,

como gotas de ámbar.

Su cuchillo ve un rústico trabajo de limpieza,

y te corta con pronta pericia,

trinchando tus jugosas entrañas brillantes,

como cualquier zanja,

y entonces, Oh! que vista gloriosa!

caliente, humeante, rico!

Ustedes, poderes que cuidan la humanidad,

y le sirven su menú,

la vieja Escocia no quiere comidas acuosas,

que salpiquen en platos,

pero si ustedes desean su plegaria de agradecimiento,

denle un Haggis!

 

www.scotlandinargentina.com.ar

Traducido al español por Edward Macrae


 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s