Sefarditas en Sudamérica

Los judíos se instalaron hace varios siglos en España, a la cual llamaron Sefarad. Los reyes católicos Isabel y Fernando lanzaron una persecución contra ellos en el siglo XV, obligándolos a convertirse al catolicismo o emigrar. Los que aceptaron convertirse de todas maneras fueron victimas de persecuciones, ya que eran acusados, y con razón, de seguir practicando ritos judíos en sus casas. Así, ellos también siguieron el camino del destierro, muchos a América. En la ciudad de Lima se instalaron unos cuantos, varios muy bien conectados con la corte del Virrey y otros dedicados al comercio. Pero también allí llegó la inquisición, por lo que debieron buscar otro lugar, y ese lugar fue Ecuador, especialmente Loja. En Loja floreció una pujante comunidad de criptojudíos, católicos por fuera y judíos en secreto. La endogamia fue la manera de mantener fuerte la tradición. La iglesia de Loja no tenía Cristo ni otras imágenes, era un altar pelado, más parecida a una sinagoga que a una iglesia. Los veedores enviados se quejaban de ello, pero los lojanos habían obtenido bastante autonomía, incentivando con el oro de las minas a la corte real en España. Sus habitantes mantenían la costumbre de encender velas al aire, o sea al Eterno. Apellidos como Riofrío, Messía (Mejía), Andrade, Rodríguez, Olivera y varios más que por razones de espacio no se mencionan en este artículo, fueron cruzándose unos con otros hasta conformar un grupo con identidad propia. Los apellidos terminados en “ez” vendrían de “Eretz”, uno de los nombres dados a Israel, aunque no todos, dicen. Nombres como Juan, José, Tomás, Micaela, Manuel con sus correspondientes femeninos en el caso de los masculinos eran muy usados, otros más semíticos se usaban como tercero o sólo como apodo; así alguien podía llamarse por ejemplo Juan Manuel David Rodríguez. En los sótanos de las casas principales había pequeños altares y se guardaban copias del Antiguo Testamento en romance, una herejía que no fueran en latín. Varios guardaban la llave de sus casas en la península, como símbolo de propiedad perpetua. Con el tiempo esas costumbres sefardíes se fueron perdiendo, y el catolicismo, que al principio era sólo una fachada, terminó siendo su religión sincera; hasta hubo uno de los Riofrío que fue Obispo de Loja. Algunos emigraron a Quito o Guayaquil, se expandieron por todo Ecuador, aunque el núcleo quedo en el sur, junto a la ciudad peruana de Piura. Hubo alguno que emigró a la Argentina, se lo menciona en un libro del escritor sefardí-argentino Sabán, se trata de Juan José Olivera y González Cortés, y sus sobrinos Jameson Olivera. Recientes estudios de ADN arrojan que el 20% de los españoles son descendientes del “pueblo elegido”, ¿cuántos habrá en América, teniendo en cuenta que la mayoría tuvieron que emigrar? Es posible que acá haya más. Iberoamérica debería rescatar su rica cultura sefardita, sin que éso signifique renunciar a la cristiana.

http://blogs.clarin.com/luciano-doti/2010/08/15/mayorazgo-de-riofrio-en-america/comment-page-1/

http://www.esefarad.com/?p=14284

http://bethaderech.com/sefardic-genealogy-genealogia/apellidos-judio-espaola/

Anuncios

One comment

  1. UN SALUDO DESDE EL SUR DE TENERIFE ISLAS CANARIAS ESPAÑA,QUIERO SABER SI HAY ESCRITOS SOBRE LOS SERFARDITAS EN CANARIAS .LOS APELLIDOS BELLO,DE LEON,FONSECA, DE TORRES ,PEREZ, VALLADARES,GONZALEZ DE CHAVES, ALONSO,PERAZA, PERLAZA.GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s