Literatura fosca

Lo cierto es que es un término un tanto impreciso, que engloba toda una serie de temáticas y atmósferas heredadas del terror, aunque no tienen por qué ser terroríficas en sí mismas. La literatura fosca (oscura) se caracterizaría, por tanto, por su ambientación, medraría en la penumbra, se alimentaria de sensaciones como el pesar, la deseperanza, la nostalgia y, por supuesto, también el miedo.

Sin analizar a fondo el fenómeno, pienso que constituye una aproximación moderna a las fuentes de donde brotó originalmente el romanticismo y la literatura gótica, prescindiendo hasta cierto punto del lastre que supone una estética y una temática demasiado anquilosadas para seguir evolucionando (hasta cierto punto, porque como motivo de inspiración siguen estando presentes).

¿Pero qué es el género fosco? (por Miguel Puente)

El género fosco no es algo nuevo, aunque nadie se haya atrevido a darle un nombre. Surgió cuando se quisieron agrupar todas aquellas obras de temática siniestra que ya no podían encuadrarse dentro del terror a pesar de mantener con él varias similitudes. Para comprender de dónde ha surgido y justificar sus múltiples y tan dispares variantes debemos partir de su origen. Al principio fue el terror. La necesidad imperiosa de inducir miedo en el lector. Pero… ¿cómo? Una pregunta cuya respuesta, cómo no, implica otra pregunta: ¿Cuál es la esencia del miedo? Muy pronto se descubrió que el peligro potencial daba muchísimo más juego, pues estaba íntimamente ligado a lo desconocido. Parece sencillo, pero a la hora de exponerlo es francamente difícil. El escritor de terror solventó dicho problema haciendo uso de la atmósfera, el elemento más importante en los cuentos de este género: cementerios (muerte), iglesias derruidas y malditas (condenación), instituciones mentales (locura… Ya que la atmósfera era tan importante y el miedo es algo tan básico, el ambiente terrorífico mantuvo ciertas características inalteradas, al margen de la historia y del entorno en el que transcurriese la narración. Se convirtió en algo que podía identificarse, algo casi palpable para todo escritor. Y como todos sabemos que la originalidad se basa en la fusión de conceptos ya existentes era cuestión de tiempo que algún día a alguien se le ocurriese la feliz idea de usar dicha atmósfera para otros fines. Ése fue el nacimiento del género fosco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s