Apellido Doti

Investigando en internet acerca del apellido Doti, a partir de los pocos datos obtenidos en mi familia he llegado a estas conclusiones.

Siempre supe que los Doti eramos originarios de Potenza, en el sur de Italia. También se mencionaba un origen calabrés y una posible ascendencia en el sur de Francia.
El nombre de mi abuelo, según la tradición familiar, era “Roque”, casado con una paisana de apellido “Romagnana”.
Por otra parte, hace unos años atrás, una de mis tías adquirío una pequeña investigación del apellido Doti, en el que se mencionan algunos nobles con origen en la ciudad de Messina que llevaban nuestro apellido, y un escudo negro y amarillo (sable y oro) atravesado por cadenas.

Por las búsquedas efectuadas en internet, descubrí que los Doti son de Sasso di Castalda, pueblo potenzino situado en el límite con la vecina provincia de Salerno. Allí figuran varios Rocco Doti, alguno casado con una Carmina Romagnano, con “o”, no “a”. Sin embargo, en internet, figura una hermana de mi abuelo, Lucía, cuyos padres son Roque Doti y Carmen Romaguana. Roque es la castellanización de Rocco, es obvio, y lo de Romaguana, podría ser un error; no sería la primera vez que un apellido italiano es mal escrito en Argentina. Además, pude averiguar que en el idioma napolitano, el que se habla en esa región, las “o” finales se pronuncian “a”. Si a esto le agregamos que el apellido Romagnana o Romaguana no existe en Italia, esto lo supe tras consultar una completa investigación de apellidos italianos, y si Romagnano, resulta posible que al llegar a Argentina hayan dicho su apellido “Romagnano” y el que anotó entendió “Romagnana”, luego la letra manuscrita habrá sido confundida como “Romaguana”.

Sobre los escudos familiares, el de Messina, al igual que los nobles, son también atribuidos a una familia de apellido “Foti“, según cual sea la fuente consultada. Aparece otro escudo, acaso de origen español, blanco y amarillo (plata y oro) a bandas diagonales, y siete armiños negros, el cual podría estar en sintonía con la historia, después de todo, Fernando V, rey de Aragón, cuando echó de la Calabria al duque de Lorena, descubierta la conspiración del príncipe de Resana su pariente, con que quedó poseedor del reino de Nápoles, instituyó una orden de Caballería del Armiño dando a los caballeros de él un collar de oro con un armiño pendiente y por divisa el epígrafe: Malo mori quam faedari para mostrar a los caballeros de él que primero se debe morir que faltar a la fidelidad de su príncipe. Este y otros ejemplares, como el uso de traerlos por forros en sus vestidos solo los gobernadores y personas de representación, dio también motivo a algunos para tener los armiños por símbolo de dignidad.
Otro escudo que aparece en internet, haciendo una busqueda en inglés, es blanco y rojo, en cuadrados, rodeado por un borde azul y estrellas amarillas.

Sobre el origen más allá de Potenza, que queda en Basilicata, no en la vecina Calabria, se pueden hacer muchas especulaciones, pero nada firme. En la investigación que leí on line, aparece vinculado a otros apellidos sureños, como Doto y Dota. Podría derivar del nombre medieval de origen eslavo “Dotus” o de los griegos “Herodotus”, “Rodotus” o “Theodotus”. Quizás, más lejanamente, de los norteños Dot, Dotta, Dotti y Dotto. Éstos podrían derivar de “Doctus”, que significa “saggio”: sabio, en español. O del nombre germánico Otto, D’Otto (hijo de Otto), luego Dotto (en singular), Dotti (en plural); recordar que en italiano los plurales se forman con “i”, no con “s”. O sea, “Doti” quiere decir “Dotos”. Tampoco habría que descartar una conexión con los “Foti”, ni una migración desde España o desde Francia; a Nápoles también la gobernaron los Anjou y los Borbón, y la palabra “mafia” significa “muerte a los franceses invasores asesinos”.

Por otra parte, en registros genealógicos del siglo XVII aparece el apellido Doti en la provincia catalana de Gerona, que perteneció al reino de Aragón y comparte frontera con Francia, también en Murcia.
En esos mismos registros, y por la misma época, aparece nuestro apellido en Hungría, Inglaterra y Filipinas (antigua colonia española).
Sobre los catalanes y murcianos, es importante destacar que hubo migraciones de estos hacia Nápoles por problemas políticos resultantes de la guerra de sucesión española (comienzos del s. XVIII), y no fue ése el único momento en que las hubo. Apellidos muy similares como Dot, Doteiza, Dotil, Dotori y Dotres tienen origen catalán.
Dot: La historia y heráldica del apellido Dot lo recoge el “Solar catalán, valenciano y balear”, de los hermanos García Carraffa, por lo que los del apellido son de origen catalán o procedentes de otros lugares y asentados en Cataluña. La historia y heráldica del apellido Dot aparecen en esta obra relativos sólamente a Cataluña. Tuvo casa en la ciudad de Barcelona. Por referencias de historiadores de la época y otras averiguadas por Araldis en los archivos registrales de ciudades y otros privados, podríamos afirmar, pero no asegurar, que su escudo u otro muy similar a él, apareció inicialmente desde el siglo XI al XIV, particularmente en las campañas contra los turcos en 1302 y parecen ser citados en las victorias de Artaki (Octubre de 1302), Filadelfia (1 de Mayo de 1303) y Monte Tauro (15 de Agosto de 1304). Las referencias de esta familia parecen precisarse con más frecuencia desde el siglo XV al XIX en especial los hechos de la lucha contra la dinastía Napoleónica y la reconstrucción industrial del siglo XIX en Cataluña.
En 1564, el rey Don Felipe II celebró Cortes en Barcelona y también nombró Junta de diferentes sujetos, uno de ellos fue Juan Dot.
Doteiza: Linaje muy antiguo. Por referencias de historiadores de la época y otras averiguadas por Araldis en los archivos registrales de ciudades y otros privados, podríamos afirmar, pero no asegurar, que este escudo u otro muy similar a él, apareció inicialmente desde el siglo XI al XIV, particularmente en la composición de las tropas con las que Jaume II conquistó Alicante, Elche y Murcia a finales del siglo XIII. Las referencias de esta familia parecen precisarse con más frecuencia desde el siglo XV al XIX en especial los hechos de lepanto, acompañando las tropas de asalto y abordaje de D. Luis de Requesens en los hechos de 1.571. Todo ello parece coincidir con la memoria familiar de algunos de los miembros de la rama de la familia
Dotil: El origen de este ilustre apellido, por referencias de historiadores de la época y otras averiguadas por Araldis en los archivos registrales de ciudades y otros privados, podríamos afirmar, pero no asegurar, que su escudo u otro muy similar a él, apareció inicialmente desde el siglo XI al XIV, particularmente en los hechos de la conquista de Ibiza del 11 de Agosto de 1114 y los de Mallorca a principios de 1115 formando parte de los Cruzados compuestos por Pisanos, Catalanes y Provenzales, comandadas por Ramón Berenguer III. Las referencias de esta familia parecen precisarse con más frecuencia desde el siglo XV al XIX en especial los hechos de Flandes, acompañando la comitiva de D. Luis de Requesens al tomar el mando de los Tercios de Flandes y la reordenación de los mismos.
Dotori: Por referencias de historiadores de la época y otras averiguadas por Araldis en los archivos registrales de ciudades y otros privados, podríamos afirmar, pero no asegurar, que este escudo u otro muy similar a él, apareció inicialmente desde el siglo XI al XIV, particularmente en el reparto de tierras de Castelló de Xátiva (Villanueva de Castellón) y en las del Valle de Alfandech. Las referencias de esta familia parecen precisarse con más frecuencia desde el siglo XV al XIX en especial los hechos de la lucha contra la dinastía Napoleónica y la reconstrucción industrial del siglo XIX en Cataluña. Todo ello parece coincidir con la memoria familiar de algunos de los miembros de la rama de la familia
Dotres: Linaje catalán con casa solar en el Ampurdán. Una línea se estableció en Barcelona, pasando otra a San Sebastián. Hay en España distintas casas. Desde muy remotos siglos fue conocida y muy considerada. Los historiadores hacen notar acertadamente que no todos los linajes de este apellido tienen un origen común. Lo encontramos en Cataluña.

En el siglo XVIII, un Joseph Doti es mencionado en un archivo español de justicia militar en Ceuta. Y en el XIX, un Manuel Doti aparece como ayudante de un Batallón de Francos (tropa liberal de Isabel II contra los carlistas) en León.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s