#Microficción: “El payé”. Por: Pablo Martínez Burkett (*)

Diario NCO Blog

00e60-8520sapos

Soy de ItáIbaté, una pequeña ciudad sobre el Río Paraná, en la Provincia de Corrientes. Del otro lado del río ya es la República del Paraguay.

Con los paraguayos tenemos mucho en común: el idioma atravesado por el guaraní, las costumbres, las creencias. Una de esas creencias populares, una de las más arraigadas, es confiar en el poder de un payé, un hechizo. Hay para todo. Se hacen para evitar los peligros, lograr la felicidad, prevenir enfermedades (o causarlas), tener suerte en el juego o en el amor. Justamente, suerte en el amor es lo que me falta.

Me enamoré perdidamente de mi Braulio, un muchacho bueno, trabajador, de su casa. Me hizo promesa de amor y le entregué mi virtud. Pero no tuvimos suerte. La vida nos separó. Por eso me vine hasta Ituzaingó, sesenta y tantos kilómetros al norte. Todos en la zona saben que Doña Irupé es…

Ver la entrada original 304 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s