#Microficción: “La dascha” Por: Abel Maas (*)

Diario NCO Blog

MICROFICCION MIERCOLES 11

Al principio, da la impresión que se acercan para compartir intereses culturales o científicos, pero en nuestra familia sabemos olerlos: hay personas  y animales de ambos sexos a los que sólo les interesa abusar de nuestro cuerpo, les gusta hacer eso y no hacen otra cosa que planearlo todo el santo día, buscando el mejor modo de pegar el zarpazo.

Pero no sólo somos víctimas sufrientes de nuestra belleza y atractivo personal, sino también de nuestro encanto arrasador, una mente fuera de lo común, la voz y la mirada, las uñas siempre limpias, y eso nos viene tanto del lado de la rama paterna como de la materna pero más de la paterna.

Una elegancia pero no la de la ropa, sino la del alma, una gracia pero no la de los chistes – hablamos de la gracia de Dios-  un corazón generoso, esa sagrada debilidad, como decía mi tía…

Ver la entrada original 184 palabras más

#Microficción: “¡No te mueras nunca!” Por: Ricardo Giorno (*)

Diario NCO Blog

MICROFICCION LUNES 9

¿Cuántas flechas con curare, cuantos jaguares, anacondas y pirañas pasaron para que él fuese tratado como un dios? Un falso y repugnante dios, él replicaba siempre, tratando de hablar del Verdadero. Ahí, en medio de la selva amazónica, su último refugio.

Pero se había dado por vencido.

Aniquilado su raciocinio por el peso de los años: el que no podía morir avanzaba por la espesura amazónica, girando en un círculo que le sabía infernal. Ya no se molestaba en comer, beber o dormir. Sólo deseaba la locura del olvido hasta que Él regresara y por fin le dijese:

-Lázaro, acuéstate y muere.

(*) El autor: Ricardo Giorno (Buenos Aires, 1952) Ha publicado cuentos de ciencia ficción, terror y fantasía en Axxón, Alfa Eridiani, NGC 3660, La Idea Fija, NM, y un libro propio de relatos Subyacente Inesperado y otros cuentos (Alunni, Buenos Aires, 2004). Su cuento Pulsante apareció en la…

Ver la entrada original 67 palabras más

#Microficción: “El exilio del samurai” Por: Luciano Doti& Patricio G. Bazán (*)

Diario NCO Blog

MICROFICCION VIERNES 13

El samurai no pudo evitar la muerte de su señor a manos de su rival, y así fue repudiado, condenado a vivir como un mercenario errante a cambio de comida. Ya no tendría honor, ya no gozaría con el respeto de pertenecer a un grupo jerárquico.

Deambuló un tiempo sirviendo a otros “señores”, a los cuales ese mote les quedaba grande, pero un día se hartó: comenzó una marcha a pie que lo llevó hasta un puerto, allí embarcó y cruzó el Pacífico.

Las costas del Perú recién liberado del yugo español lo recibieron relativamente bien. Aunque era visto como una persona algo exótica, sus rasgos e idioma eran diferentes, dominaba en Sudamérica una corriente que propugnaba la convivencia entre criollos, indios, negros y, por qué no, asiáticos. Además, tanto ellos como él acababan de obtener su libertad.

Tuvo muchos oficios, y todos los desempeñó con eficacia y diligencia, más…

Ver la entrada original 206 palabras más

#Microficción: “A la luz de la luna”.

Diario NCO Blog

MICROFICCION LUNES

Un cliente quería un retrato y ofrecía un pago muy conveniente a cambio de imponer ciertas condiciones. El pintor tuvo algunas dudas, pero necesitaba trabajar y finalmente aceptó la propuesta. El dinero, depositado en tiempo y forma, selló el acuerdo.

Por: José María Marcos (*)

El cuadro debía ser pintado durante la madrugada, entre la una y las cuatro, en el abandonado cementerio de Uribelarrea, donde apenas quedan una bóveda vacía, más algunas cruces y lápidas rotas, hundidas en medio de los pastizales. El artista iría solo. No podía llevar reflectores ni siquiera una mísera linterna. Trabajaría con la luz de la luna llena. El cliente exigía un rostro realista, no así la luna que debía verse detrás de él, soberana, imponente, majestuosa.

El día y la hora indicados, Joaquín Rearte, famoso retratista, llegó puntual y se encontró con el cliente esperándolo. Se saludaron con un apretón de manos. El…

Ver la entrada original 287 palabras más

#Microficción: “Cerdo” Por: Patricia Nasello (*)

Diario NCO Blog

MICROFICCION VIERNES 06

Era una mujer. La vi venir desde lejos, bajaba la cuesta a tropezones. Se caía, se volvía a levantar. Intentó volverse un par de veces, trepar la sierra. No pudo. Continuó desbarrancándose. Hasta que se topó con el chiquero. Entró temblando -de cansancio- supuse. Y se acostó entre nosotros, en el barro.

Sus piernas, sus brazos, estaban cubiertos de moretones; el pelo en desorden; la blusa y la falda, rotas.

-Viene cayendo desde hace mucho -pensé.

Durmió varias horas.

Cuando reaccionó caminó hasta el comedero.

Una chancha llorando no conmueve a nadie. Es patético. Grotesco. Ella debe saberlo, porque da vuelta la cara, esconde las lágrimas.

Ahora está en mi manada. Tarde o temprano tendrá que entrar en celo. Si todavía llora, será su problema.

(*) La autora: Patricia Nasello (Córdoba, Argentina, 1959). Es contadora pública nacional. Ha publicado un libro de cuentos, El manuscrito (2001). Coordina talleres literarios. Edita…

Ver la entrada original 26 palabras más

#Microficción: “El payé”. Por: Pablo Martínez Burkett (*)

Diario NCO Blog

00e60-8520sapos

Soy de ItáIbaté, una pequeña ciudad sobre el Río Paraná, en la Provincia de Corrientes. Del otro lado del río ya es la República del Paraguay.

Con los paraguayos tenemos mucho en común: el idioma atravesado por el guaraní, las costumbres, las creencias. Una de esas creencias populares, una de las más arraigadas, es confiar en el poder de un payé, un hechizo. Hay para todo. Se hacen para evitar los peligros, lograr la felicidad, prevenir enfermedades (o causarlas), tener suerte en el juego o en el amor. Justamente, suerte en el amor es lo que me falta.

Me enamoré perdidamente de mi Braulio, un muchacho bueno, trabajador, de su casa. Me hizo promesa de amor y le entregué mi virtud. Pero no tuvimos suerte. La vida nos separó. Por eso me vine hasta Ituzaingó, sesenta y tantos kilómetros al norte. Todos en la zona saben que Doña Irupé es…

Ver la entrada original 304 palabras más

#Microficción: “Luna roja”. Por: Lucas Berruezo (*)

Diario NCO Blog

MICROFICCION MIERCOLES 28

Ella vio, desde la cama de su habitación, la luna a través de la ventana.

Su madre le había dicho una vez, hacía ya (lo que para ella eran) muchos años, que los seres queridos, cuando morían, se convertían en estrellas que nos miraban y cuidaban. Por eso, cuando murió (los que consideran que los infartos no afectan a mujeres jóvenes pueden tomar nota), ella no pudo más que sentir que su madre era la luna misma, mucho más cercana y más grande a la vista que cualquier estrella.

Eso la hacía estar bien. La luna la hacía estar bien. La reconfortaba. Sentía que la miraba y, de alguna manera, la entendía y cuidaba. En especial en noches como esa, en que su padre había ido al bar. Ya estaría por llegar, e iba a tener que hacerlo.

La luna (su madre) se lo había pedido.

No culpaba a su…

Ver la entrada original 266 palabras más